Batlle Planas 2110 I PB - Cerro de las Rosas

I CP.: X5009JIB - Córdoba - Argentina   Tel.: 54 351 4811200

© 2017 I ADV Comunicación estratégica y marketing Político

Esto no se trata de ustedes, se trata de ellos

24 Apr 2019

Siempre trato de transmitirle a los políticos este concepto tan claro, simple y fácil de decir, pero aparentemente, difícil de entender … “Esto no se trata de ustedes, se trata de ellos”… Me ha pasado muchas veces de sentarme con algún intendente o gobernador y escucharlo hablar del rumbo de la gestión que le daría a su gobierno en base a lo que él mismo quería para su ciudad o provincia.  Y justamente ese, es el momento en donde se olvidan que si llegaron al poder, no es para hacer lo que ellos quieren, sino para darle a la gente lo que necesitan. Definitivamente, el poder los obnubila y les quita la humildad creyéndose unos “sabelotodo” y terminan perdiendo el rumbo, o gobernando en base a ambiciones personales. Hoy ya no se puede gobernar en base a gustos o percepciones.  Hoy los estudios (los serios… ya hablaremos de las encuestas en otro post) se han perfeccionado tanto y con un grado de profesionalismo tal, que nos permiten determinar casi con exactitud lo que necesitamos saber para hacer las cosas bien.  Hoy los políticos tienen al alcance de sus manos un arma estratégica a la hora de tomar decisiones.  Está en ellos la capacidad de utilizarla y darse que cuenta de que los actores más importantes de esta película es la gente.  Y en un país tan necesitado de gestiones precisas y prolijas, da lástima ver como se desaprovechan oportunidades por egoísmo, soberbia y necesidades personales.  Es una lástima ver como terminan cayendo en sus propias trampas y donde el pueblo termina pagando el costo.

 

Pablo Jaitt
Director
ADV consultora

 

Una campaña sin ideas o un candidato equivocado

17 Apr 2019

En toda campaña electoral siempre hay un ida y vuelta de acusaciones entre lo que no se hizo o lo que se hizo mal, pero cuando el fuerte de la estrategia de comunicación de un candidato se desarrolla hablando mal de la oposición, puede suceder por dos motivos.  El primero podría decir que básicamente es porque no hay ideas creativas y efectivas por donde transitar.  El segundo y más grave aún, es que el candidato no sea el indicado y por lo tanto como producto, no sirve. Esto es lo que hoy se ve reflejado en la provincia de Córdoba.  Solo con recorrer unas pocas calles, podemos ver en carteles de vía pública, una comunicación que carece de ideas, o quizás, una comunicación de candidatos equivocados.  Sea una u otra, me lleva pensar que es una estrategia equivocada simplemente porque es agresiva.  Los argentinos venimos de convivir con la famosa “grieta” que nos separó durante años y ya estamos cansados de seguir discutiendo.  Estamos cansados de escuchar a los políticos discutir entre ellos.  Estamos cansados de escuchar a cualquiera, o a todos, diciendo que lo harían mejor. Estamos cansados. Y si a esto le sumamos el mal humor social por los temas de actualidad económica como la inflación, el aumento del dólar, la baja en el consumo, el desempleo y la falta de reactivación de la economía de nuestro país, termina siendo más contraproducente aún.  Una campaña sin ideas, es igual a un candidato sin posibilidades. Un candidato equivocado, es igual a una campaña en vano.

Pablo Jaitt
Director
ADV consultora

Sin emoción, no hay conexión

12 Apr 2019

A lo largo de mi carrera, he conocido políticos de todas clases, de distintos partidos, distintas provincias y países, distintas clases sociales y edades, simplemente distintos.  Y después de tanto andar, puedo asegurar que hay una condición en algunas de estas personas que sin importar su capacidad de gestión, puede llevarlos donde quieran estar, y eso es su capacidad de conectar con el otro.  Conozco muchas personas que estando en un cargo ministerial desarrollan una excelente tarea, pero al momento de querer ser candidato a algún cargo ejecutivo, no convencen a nadie.  Son excelentes trabajando y hasta serían excelentes gobernadores o intendentes, pero tienen el problema de que no seducen, y por ende, no conectan.  Conectar con el otro es una de las acciones que considero más importante a la hora de emprender un camino hacia una elección o simplemente de transmitir un mensaje de gobierno.  Y para conectar, lo más importante, es emocionar.  Emocionar desde la alegría o desde la sensibilidad, pero emocionar al fin.  La falta de carisma termina siendo una carga demasiado pesada para el candidato, y por el contrario, aquellos que innata o conscientemente logran emocionar al electorado, tienen muchas más posibilidades de ganar una elección. “Sin emoción no hay conexión”.  Un concepto a tener en cuenta para aquellos que espontáneamente pueden desarrollar la conexión con el otro, y también para aquellos que no les resulta tan fácil pero siendo conscientes de la situación, pueden entrenarse para mejorar su forma de expresarse tanto verbal, como corporalmente.  Y la comunicación publicitaria no está exenta de este concepto.  Llegar a través de la emoción a lo más profundo de la audiencia es un desafío constante para aquellos que nos dedicamos con pasión y profesionalismo a nuestra profesión.  Hasta la obra de gobierno más dura, como un puente o una ruta, puede mostrarse transmitiendo emoción a través de las imágenes, los colores, la música y el texto. Transmitir para emocionar.  Emocionar para conectar.  Este es el objetivo que tenemos en ADV, porque sin emoción, no hay conexión.

Pablo Jaitt

Director

ADV consultora

Comunicación política para pocos

10 Apr 2019

Muchos creen que es fácil vender a un candidato. Pero resulta que no lo es.  Prepararlo, instruirlo, enseñarle, aconsejarlo y posicionarlo, no es una tarea simple ni para improvisados.  Desarrollar la imagen de campaña y sus aplicaciones, la elección de colores, el slogan, la producción y dirección de los audiovisuales y la estrategia de comunicación propiamente dicha, no son cuestiones que puedan dejarse libradas al azar en manos de inexpertos que en la actualidad abundan y le hacen mucho daño a la profesión.  Y aunque finalmente estos aventureros terminan cayendo en su propia trampa, lo que más sorprende en estos tiempos, son los mismos candidatos que terminan contratando a personas que dicen ser lo que no son y se autodefinen como gurúes de la comunicación política, aún sabiendo (los candidatos) que esto no es cierto.  Asombra la actitud de ciertos experimentados políticos y con suficiente carrera, dejándose llevar como incrédulos ante tantas mentiras y palabrerío. Y al igual que el farsante, el político termina pagando también los platos por la inexperiencia del publicista asesor, por la mala elección del jefe de campaña, o porque él mismo no supo diferenciar entre quien le dijo lo que quería escuchar o el que nunca lo aduló y le dijo la verdad.  La comunicación política nos es para cualquiera.


Pablo Jaitt
Director
ADV consultora

Una oposición que no supo construir

09 Apr 2019

En el 2015 después de que Mauricio Macri resultó electo presidente, la  mayoría de los actores políticos estaban convencidos de que había que apoyar el cambio que se venía.  Muchos incluso estaban convencidos de que las propuestas de campaña de por el entonces candidato a presidente de Cambiemos, iban a dar los resultados prometidos, por lo que decidieron apoyar casi sin condicionamientos a esa nueva gestión.  Hasta aquí, todo estaba bien ya que Argentina se merecía y necesitaba que sus dirigentes trabajasen mancomunadamente en busca de un país mejor y en solucionar el tema de la famosa grieta reinante en ese momento.  Pero cometieron una gravísimo error en el camino. Se olvidaron de construir una alternativa de gobierno. Especialmente el PJ desaprovechó la oportunidad de trabajar y construir, o posicionar un candidato para el 2019.  Claramente el Kirchnerismo no lo haría por varias razones. Las más claras podrían ser por los casos de corrupción que arrasó con la imagen del partido, y también porque Cristina Fernandez no daría lugar a que alguien asome la cabeza.  Pero el peronismo se durmió, y ya es tarde.  Massa que no logra despegar y su imagen no lo favorece.  Urtubey que siempre coqueteó pero no terminó de decidirse.  Pichetto apoyando pero sin ser demasiado claro.  Schiaretti apoyando pero sin intenciones de abandonar su provincia.  Y finalmente Lavagna que apareció como un candidato serio, inteligente y con buena imagen, pero tarde.  Con este panorama y si no surge una alternativa mágica en el frente opositor, o si el país no implosiona (todo hace pensar que aunque seguiremos agonizando unos meses más, esto no sucederá), todo indica que Mauricio Macri volverá a ser electo presidente de los argentinos, pero no por mérito propio, simplemente porque la oposición no construyó un candidato.

Pablo Jaitt
Director
ADV consultora

 

Please reload